Spanish English German

Elementos filtrados por fecha: Agosto 2018

Qué musculos se trabajan en la bicicleta estática

Si te estás planteando subirte a una bicicleta estática y comenzar con una rutina de entrenamiento para mejorar tu estilo de vida, pero antes te gustaría saber qué beneficios te va aportar en tu entreno estás en el post adecuado.

La bicicleta estática te ofrece los mismos beneficios que otro ejercicio cardiovascular y la posibilidad de fortalecer distintos grupos musculares, esta combinación te ayudará a perder peso, a elevar tus niveles de energía, ganar resistencia, mejorar tu circulación y estimular tu sistema inmunológico, activar tus músculos y liberar estrés. Es un ejercicio que principalmente se centra en las piernas, pero variando la manera en la que pedaleas puedes trabajar también los glúteos.

En una clase media de 45 minutos y dependiendo de la intensidad puedes conseguir un tronco inferior tonificado y definido, si además lo acompañas del ritmo de la música y la clases están dirigidas por un instructor tu vivencia será de lo más placentera.

ejercicio ciclo

Vamos a ver que partes del cuerpo trabajas con una bicicleta estática:

- Cuádriceps: son los cuatro músculos grandes en el frontal de tus muslos. Proveen la fuerza principal para mover el pedal hacia delante, extienden o fortalecen tu rodilla en la parte de empuje del pedal.

- Glúteos: para trabajar este grupo debes añadir resistencia y levantarte de la silla, estimulando a los glúteos como si estuvieras escalando, dependiendo del tipo de bicicleta que se utiliza, como es el caso de las bicicletas de spinning, permiten un mayor trabajo al inclinarse hacia delante.

- Espalda: los músculos de la espalda y sobre todo la columna te van ayudar a estabilizar y dar apoyo al torso en tu sesión de entrenamiento.

- En menor medida también trabajan los abdominales que juegan un papel clave para mantener una postura correcta, como fijadores, al mismo tiempo que los lumbares lo harán como propulsores.

Tu rutina puede ser variada:

- Alternar ciclos: de pie y sentado.

- Alternar la velocidad en el ejercicio, ritmo suave, añadir sprint.

- Alternar resistencia.

- Apretar glúteos y abdominales mientras pedaleas.

Para conseguir tus objetivos no olvides consultar a nuestros instructores, ellos te guiarán, aconsejarán y determinarán que tipo de máquina debes utilizar y como utilizarlas para sacar el máximo partido a tu rutina.

Así que ya sabes ¡pedalea para sentirte saludable!.

Leer más ...

Quemar calorías en la cinta de correr

Si quieres bajar de peso y quemar esos quilos de más, el secreto lo encontrarás en las máquinas o cintas de correr.

La cinta de correr será tu mejor aliado para quemar grasas y realizar un trabajo cardiovascular. Básicamente el cardio sirve para mejorar los pulmones y el corazón, quemar grasas, te ayudará a reducir el estrés y a conciliar el sueño y su calidad, además de reducir el riesgo de enfermedades como la diabetes del tipo II, colesterol entre otros.

La cinta de correr admite varias modalidades de entrenamiento. Aquí te dejamos algunos consejos:

Comienza con un calentamiento suave entre 5 y 10 minutos. Prueba a caminar en una velocidad que te sientas cómodo pero sin esforzarte por la cinta de correr.

1. Realiza un balanceo de tus brazos. Tus brazos tienen un papel importante cuando corres. Si aprendes a hacer un buen balanceo de los mismos conseguirás mayor beneficio en tu carrera. No es lo mismo correr sujetándote en las asas de la cinta que hacerlo sin agarrarte. Tus brazos dirigen la coordinación del tronco inferior con el superior por lo que un correcto braceo te ayudará a implicar más músculos de tu cuerpo. Además un braceo enérgico acompañado rítmicamente a tus zancadas acentuará el gasto calórico. Lo mejor es balancearlos de delante hacia detrás sin cruzarlos, en un ángulo de 90º grados y mover los codos en paralelo en la dirección en que se avanza.

quemar calorias cinta

2. Corre a intervalos. Alterna períodos de velocidad moderada con minutos de alta intensidad para acentuar tu gasto calórico en el tiempo y fortalecer el core.

3. Aumenta gradualmente la velocidad. Si lo tuyo no son los intervalos sostén el tiempo de entrenamiento que acostumbras a realizar pero incremento la velocidad para quemar mayor calorías. Cuando quemamos calorías, la clave está en las pulsaciones por minuto, a más pulsaciones, más calorías se queman. Recuerda no dan grandes saltos, sino que debes incrementar poco a poco la velocidad a la que corres para poder mantener el ritmo durante un tiempo considerable para lograr tu objetivo.

4. Añade inclinación. Si colocas la cinta de correr en pendiente te ayudará para aumentar la intensidad de tu entrenamiento. Demandando mayor trabajo a los músculos de pantorrillas y cuadríceps.

5. Mejor la intensidad del entrenamiento que el número de kilómetros.

6. Acabar la rutina de golpe sin que tus músculos se hayan recuperado poco a poco puede provocar lesiones graves. Así que acaba el entrenamiento bajando la intensidad gradualmente.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Siguenos en Facebook

Boletín Rad Seseña

Log In or Sign Up

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?